¡¡ATENCIÓN!!:  Este sitio usa cookies propias y de terceros y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Loading color scheme

ENVIANOS TU TELÉFONO Y TE LLAMAMOS GRATIS

ENVIANOS TU TELÉFONO Y TE LLAMAMOS GRATIS

¡Muchas Gracias!

              Nutrendo en Doctoralia

MUJERES:

Publicado por Nutrendo

¿Te has parado a pensar la de cambios que sufre nuestro organismo a lo largo de las etapas de la vida?

Menstruación, menopausia, parto, post-parto, lactancia, amenorrea, problemas para la concepción, endometriosis, síndrome de ovario poliquístico, oscilaciones hormonales…

Son sólo algunas de las afecciones que se pueden dar en mujeres. A diferencia de los hombres, la mujer en edad fértil deberá ir regulando su ingesta calórica, y, además, según la etapa de la vida en la que se encuentre tendrá que prestar una atención mayor al consumo de ciertos nutrientes, como, por ejemplo:

-Ácido fólico: los requerimientos de esta vitamina se ven aumentados durante el periodo de preconcepción y durante el propio embarazo. Evitaremos así, posibles Defectos de Tubo Neural (DTN) en el feto.

-Zinc: éste mineral también cobra una importancia fundamental en el periodo de preconcepción. En varios estudios, un buen aporte de zinc se relacionó de manera positiva con la función reproductora; así como en la prevención de ciertas malformaciones congénitas.

-Calcio y vitamina D: ambos requerimientos se ven aumentados de cara a la menopausia. Es común que a partir de cierta edad comience a darse un proceso de desmineralización ósea, simplemente perdemos masa ósea más rápido de lo que la formamos. Por ello, en ocasiones es necesario suplementar ambos nutrientes para evitar dicha desmineralización.

-Hierro: las mujeres en edad fértil, necesitan mayores requerimientos de este mineral, debido a las pérdidas que se producen por la menstruación. Una ausencia de hierro puede provocar anemia ferropénica, pudiendo provocarnos fatiga, mareos, debilidad y dolor de cabeza.

El sistema de adelgazamiento no difiere entre sexos. Es decir, los pilares en el control de peso son los mismos para hombres que para mujeres: alimentación sana y ejercicio físico.

Lo que sí puede ocurrir, es qué debido a las diferencias en la fisiología de ambos sexos, la pérdida de peso ocurra en distinto modo. Habitualmente, el hombre pierde el doble de peso que la mujer durante el mismo periodo de tiempo. Esto se debe a que la mujer acostumbra a retener más líquidos y las oscilaciones hormonales que comentábamos al principio.

Como siempre, debemos individualizar cada caso.

Cada mujer, cada situación específica, cada patología, cada etapa del ciclo vital… Desde Nutrendo, estamos dispuestos a ayudarte sea cual sea tu situación.

 ¿Te sientes identificada con alguno de estos casos? ¡ No dudes en contactar con nosotros!

Deja tus comentarios

Comentarios

    • No se han encontrado comentarios