¡¡ATENCIÓN!!:  Este sitio usa cookies propias y de terceros y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Loading color scheme

ENVIANOS TU TELÉFONO Y TE LLAMAMOS GRATIS

ENVIANOS TU TELÉFONO Y TE LLAMAMOS GRATIS

¡Muchas Gracias!

              Nutrendo en Doctoralia

Porqué debemos decir no a las dietas milagro

Publicado por Nutrendo

Se estima que entre el 90-95% de las personas que realizan dietas excesivamente restrictivas para bajar de peso, recuperan el peso perdido (o incluso más) en un plazo máximo de 5 años.

La principal causa de este hecho es que no se generan cambios de hábitos a largo plazo. En Nutrendo, siempre explicamos a nuestros pacientes que la clave del éxito está en crear hábitos que podamos mantener en el tiempo; tanto alimenticios, como de estilo de vida…etc.

Para lograr estos cambios, es fundamental imponerse objetivos que sean reales, alcanzables y a corto plazo, lo que nos permitirá adaptarnos poco a poco e instaurarlos en nuestro día a día.

Cuando se lleva a cabo una dieta de este tipo, se produce una alteración en las sensaciones del hambre y la saciedad.

Dejando de comer, o comiendo pequeñas cantidades de comida, no nos sentiremos saciados. De este modo, se verá afectado nuestro mecanismo de hambre- saciedad a largo plazo, por lo que ingeriremos más cantidad de comida una vez abandonada la “dieta”. Además, la sensación de hambre se vuelve persistente durante todo el día.

La bajada rápida de peso y las prohibiciones asociadas a la restricción pueden desencadenar, atracones, comer de manera compulsiva, culpabilidad, frustración y malestar entre otros.

Este ciclo, produce altibajos en el peso, que, a medio y largo plazo, van a dificultar cada vez más la pérdida de peso y a generar un efecto rebote a corto plazo.

No acudir a profesionales de la nutrición, es otro de los errores que nos llevan al fracaso…hacer una dieta buscada por internet, o una dieta que nos ha recomendado un familiar o una vecina no suele dar buenos resultados.

Es necesario personalizar cada pauta nutricional, y valorar si existen componentes emocionales, físicos y/o patológicos que nos llevan a comer de manera descontrolada, en mayor cantidad etc.

En resumen…

El concepto “dieta” debe ser para nosotros igual a cambio de hábitos permanente, evitando concebirla como algo transitorio y negativo.

Acude a un profesional que personalice tu pauta nutricional para ayudarte a conseguir tus objetivos.

Olvida soluciones rápidas y milagrosas: batidos, pastillas quemagrasas… son remedios a corto plazo.

Marcarnos metas irreales, nos hará sentir frustración, angustia… y será más fácil acabar abandonando.

La motivación es lo más que debemos trabajar en consulta día a día para conseguir nuestras metas.

Deja tus comentarios

Comentarios

    • No se han encontrado comentarios